Rectoría

Estimada Comunidad Institutana:

El inicio de este año académico 2020 viene cargado de desafíos que no estaban en la planificación de nadie. El nuevo panorama mundial nos revela lo frágiles que somos y cómo de la noche a la mañana nos vemos fuera de nuestra zona de confort. Si bien es un proceso doloroso, también es esperanzador, porque nos llama a cada uno de los integrantes de esta comunidad a mirar con fe el futuro, a superarnos diariamente y entregar lo mejor de cada uno, para lograr una formación de calidad bajo el alero y la protección del Señor Jesucristo.

Nuestro proyecto educativo basado en los pilares del Educar, Evangelizar y Servir, nos impulsan diariamente a generar cambios en cada uno de los integrantes de la comunidad educativa, ya no en el aula, sino desde la distancia forzada por la pandemia que azota a la humanidad. Será esta situación la que nos llevará a esforzarnos más aún en alcanzar los objetivos académicos y pastorales que diferencian a esta institución educativa por sobre otras, destacando y siendo referentes y líderes a nivel comunal.

De la mano de San Francisco de Asís, buscamos estar al servicio de los hermanos y hermanas, viviendo en fraternidad, reconociendo de esta manera que en el centro de nuestra vida debe estar Jesucristo, único modelo y camino verdadero al Padre.

Como colegio, queremos en un futuro, ojalá no muy lejano, ser el lugar donde toda la comunidad educativa viva la alegría, el regocijo y la vida fraterna en los más diversos espacios educativos: aulas, patio, gimnasio, capilla y biblioteca, siendo estos lugares ideales para dar vida al desafío pastoral y académico propuesto para cada uno de nuestros niños y niñas.

Hermanos y hermanas, les invito a ser parte de este desafío pastoral, que la esperanza, la fe en Dios y en los hombres, nos lleven a construir una sociedad mejor, iniciando en nuestra propia comunidad educativa promoviendo un mundo más justo, más humano, centrados en la paz y el bien que Jesús nos da.

Que nuestro padre San Francisco de Asís y María Santísima sean nuestros compañeros de ruta en este andar, e intercedan ante el Padre celestial para poder reunirnos nuevamente, acompañarnos y formarnos mutuamente.

Paz y bien.

Taorik Reyes

Rector (I) Instituto de Humanidades

San Francisco de Asís, Lota